¿De dónde debería ser mi gato?
Vale la pena buscar con calma. Si se decide tener un gato hay muchas posibilidades:

AMIGOS Y CONOCIDOS
Seguramente alguien tiene una gata que tendrá crías. En este caso es fácil obtener una primera impresión personal de la mentalidad del gato y averiguar si realmente es el compañero adecuado. También los niños se enteran de compañeros de la escuela si alguna familia tiene una gata que tendrá crías.

EL VETERINARIO
Es, quizás, el mejor consejero: siempre conocerá alguien con crías. De este modo también se tiene la certeza que los gatitos tienen un cuidado médico adecuado.

LA RESIDENCIA PARA ANIMALES
¿Un gato de una residencia para animales es adecuado para personas sin experiencia?
Sí. Seguramente vas a estar muy agradecido. Sacar un gato de una residencia para animales es un buen acto, y habla muy bien de vos.
Por supuesto, hay que ver cómo es la nueva casa de ese gato: no es recomendable cambiar un gato de una casa con jardín a un departamento, y al mismo tiempo es mejor llevar a un animal que tenga miedo a las multitudes a la casa de una señora mayor que viva sola.
Quienes sacaron a su gato de una residencia para animales, cuentan que el gato se acercó y se acarició en ellos.
Por supuesto: un gato de una residencia para animales es más económico que un gato de raza de un criador. Pero a veces la residencia cobra una tarifa, a cambio de que el animal esté bien desde el punto de vista médico y con sus respectivas vacunas.

LA GRANJA Y EL CAMPO
En el campo es muy común encontrarnos con gatos. Muchos los tienen por razones más bien tradicionales: para que cacen ratones. Un gatito de campo se adapta fácilmente al “lujo” de la ciudad y no les molesta para nada cambiar la paja por un almohadón blando y sedoso. Quizás al principio se requiera de un poco más de paciencia y fuerza para la incorporación del gato en el nuevo hogar. Pero las satisfacciones serán enormes.

AVISOS EN LOS DIARIOS
Seguramente encontrarás alguno leyendo los clasificados. Pero como no conocés al dueño del animal, te aconsejamos que tomes los recaudos que creas necesarios para continuar con tu búsqueda por este medio.

¿Y SI QUIERO TENER UN "ARISTOGATO"?
Un gato de raza con árbol genealógico implica una inversión importante.
Las exposiciones de gatos son una buena oportunidad para conocer criadores y las diferentes razas. Pero no lo olvides: sea la raza que sea, los rasgos siempre se mantienen: un Maine-Coon que se parece a las crías de un oso o una chinchilla será igual de fiel a sí mismo, obstinado y cariñoso, inteligente, juguetón y caprichoso que cualquier otro.

Últimos consejos