¿Cómo prepararse?
¿Qué se le debería comprar a un gato?

Un recipiente sanitario (en tiendas para mascotas)

La arenilla para gatos, hay prácticamente en todos los supermercados.

Ya que los gatos son animales muy limpios se debería usar Arenilla que capte olores.

Y también, tener una palita plástica para sacar las partes húmedas.

Un lugar ideal es un baño con azulejos o una esquina en una pieza separada (básicamente, un lugar al cual el gato pueda retirarse para que nadie lo vea y que se pueda limpiar fácilmente)

RASCADOR Y SALTADOR PARA GATOS
Un gato necesita de todos modos un rascador para usar sus garras. De otra manera utilizará sillones y armarios. Los rascadores se vende en todas las tiendas de mascotas, están cubiertos por una soga de hilo sisal y miden entre 80 y 100 cm de alto.

RECIPIENTES PARA COMIDA Y AGUA
Tu gato necesita por lo menos un recipiente fijo para su alimento húmedo. Deberías lavarlo una o dos veces al día.
También necesitarás otro recipiente para el alimento seco y un tercero para el agua que se debe cambiar regularmente.
El recipiente con agua debería estar a dos metros de los otros. A los gatos les gusta buscar como en la naturaleza su "fuente". Los recipientes deberían estar en el suelo de la cocina.

LA COMIDA
A algunos les gusta el pescado, a otros más la carne. Tu gato te comunicará lo que le gusta: comerá la comida, o la dejara.
Dale a tu gato la oportunidad de probar todos los tipos y sabores de alimento: húmedo, con distintas texturas, en salsa, en forma de pastel, como sopa, etc. Y también el alimento seco con sus distintos sabores y formas. Cambie los sabores, de esta forma su gato no se volverá tan exquisito y estará más dispuesto a aceptar nueva comida.

CEPILLO Y PEINE METÁLICO PARA CEPILLAR
En las tiendas de mascotas hay modelos que combinan cerda de verdad con dientes de alambre en el otro lado.
Pero también un cepillo viejo o un peine ancho también servirá. Algo importante: las cerdas no pueden ser de plástico, ya que se cargan electrostáticamente. Importantísimo: nunca los cepilles a contrapelo.

CANASTA
Para dormir, los gatos buscan un lugar cálido y seguro. En las tiendas de mascotas podés comprar una cama o canasta para gatos, o construir una cama para tu mascota nueva: Con una caja de cartón firme, cortá como entrada un hoyo del tamaño de tu gato, y cubrí el suelo con una manta limpia y lavable o un almohadón cómodo.

ELEMENTOS PARA EL TRANSPORTE
Ya sea para ir a buscarlo, para viajes en auto, para las visitas al veterinario, etc. una caja de plástico con rejas para ver son muy prácticas. El gato se siente seguro en la caja y no se altera tanto.

JUGUETES
Al principio alcanza con tener a mano cosas simples, como por ejemplo una nuez o una pelota de ping pong para usar su instinto cazador. Las bolas de algodón no son recomendables: el gato puede tragarlo y enredarse. Siempre les fascinan los ratones a cuerda.

SECCIÓN: SUS PRIMEROS DIAS

10
LOS PRIMEROS DIAS EN SU NUEVO HOGAR
Para la llegada y acostumbamiento mutuo, deberías calcular por lo menos un fin de semana largo, y mejor aún unos días de vacaciones. Pero hay otras cosas para preparse a esta gran llegada a casa:

ELEGIR UNA HABITACIÓN
Los gatos necesitan su propia pieza donde puedan jugar. Preparala “a
prueba de locos”: esto significa quitar cables con corriente, sacar plantas venenosas y asegurar ventanas y el balcón etc. (ver también la sección Chequeo de Seguridad). Poné obstáculos en todos los caminos al exterior para que el gato no pueda salir hasta que esté completamente vacunado.

Muy importante: si tenés otras mascotas no las pongas en contacto con tu gato hasta que se haya acostumbrado a su nuevo entorno. Un gato nuevo puede acostumbrarse en pocas horas a otros gatos pero un gato mayor puede demorarse un poco más. Si ya tenés un gato va a necesitar tanta atención como el nuevo para evitar que se ponga celoso.

HACER LA CAMA
Poné en su habitación una canasta con almohadones en una posición elevada. Pero es cierto que muchos gatos prefieren elegir su cama solos. Por eso colocá en varios lugares mantas blandas.

PREPARAR SU BAÑO
Su nuevo hogar es un lugar extraño, pero también fascinante. Al principio serán muchas habitaciones nuevas, muchos olores y sonidos. Tu gato intentará conocerlo todo o encontrar un lugar seguro. Pero deberías enseñarle inmediatamente una cosa: la bandeja higiénica. Muchos gatos aprenden a usar su baño imitando a su mama. Si el gato no adquirió esta costumbre deberás entrenarlo vos mismo: sentá a tu gato en la bandeja temprano por la mañana, tarde en la noche y después de comer. Rápidamente aprenderá a vincular este lugar con sus necesidades.

Los gatos descubrirán donde están sus recipientes con comida y agua. Pero no lo alimentes cerca de su baño.

Otro punto a tratar es cuidar que haya tranquilidad cuando llegue tu gato. Si al principio parece un poco tímido, no te preocupes. Pronto será todo un explorador. Dale tiempo. Probablemente va a empezar a conocer su nuevo ambiente cuando esté solo.
Siempre es mejor dejar a tu gato en las primeras semanas en casa aunque después sí lo puedas dejar salir. En este tiempo se acostumbrará a las actividades y los sonidos del nuevo hogar.

Últimos consejos